Comfort-Logo

Comfort-Logo

+51 997.967.885  | +51 962.204.908

habla con tu profesional de viajes

Cusco y el Valle Sagrado

Cusco | La Capital de los Incas

La sublime combinación de arquitectura inca con los vestigios de la influencia española ha modelado una ciudad que sorprende y enamora a todo aquel que la visita. Dotada de excelentes hoteles, muy buenos restaurantes y una vasta oferta de artesanías, la ciudad guarda rincones hermosos que vale la pena visitar: iglesias, plazas y barrios tradicionales. Cusco es también el punto de partida para recorrer el Valle Sagrado de los Incas, el circuito de sitios arqueológicos cercanos a la ciudad (Sacsayhuamán, Kenko, Puca Pucara y Tambomachay) y el bello circuito sur (con pueblos y sitios incas impresionantes como Andahuaylillas, Tipón y Racchi). No se lo puede perder.

Cusco es una de esas ciudades donde es posible encontrar un pasado fresco, una historia cautiva entre sus muros y sus templos, y hasta en la gente que la puebla. Aquí comenzó la expansión del imperio de los incas hace 800 años, quienes la veneraron como ‘el ombligo del universo’. Desde aquí partían los caminos que unían los cuatro suyos o brazos del reino, que eran, a su vez, las cuatro esquinas del mundo. Desde esta ciudad, los gobernantes decidieron la vida de una nación grande y diversa como pocas, y en su honor levantaron suntuosos palacios que han resistido el paso del tiempo.

Valle Sagrado | Origen del Maíz mas grande del Mundo

Su prodigiosa geografía y abundancia de recursos hicieron que el valle del río Vilcanota fuera ideal para el desarrollo de la cultura Inca. Hoy en día, las aldeas diseminadas a lo largo del río sagrado aún le dan al amado Valle de los Incas el encanto difícil de encontrar en otras partes de la Tierra: la combinación de la tradición antigua y la naturaleza en su estado más puro.

Seis en punto en la pequeña ciudad de Yucay. El sol apenas comienza a calentar la tierra mientras lanza chimeneas de aire, esbeltas columnas de humo blanco, una señal de que las personas comienzan un nuevo día en el valle. House emana el aroma del pan recién horneado y se confunde con el dulce aroma de capulies. Huele a paz El trabajo apenas comienza en los campos, lleno de maíz dulce. Pronto saldrá el sol en el reino medio del cielo y se mantendrá bajo la sombra de un pisonay frondoso. La vida permanece sin cambios, como al principio. Estamos en el Valle Sagrado de los Incas.

Entre los pueblos de Pisac y Ollantaytambo, siguiendo el curso del río Vilcanota se extiende el llamado Valle Sagrado de los Incas. Debido a su extraordinaria fertilidad, esta era la despensa del Cusco, y la sede de grandes centros ceremoniales y administrativos precolombinos. La longitud y el ancho de sus montañas y colinas, los antiguos habitantes del valle dejaron evidencia de su conocimiento avanzado de la ingeniería hidráulica y la experimentación agrícola: canales, sistemas complejos de terrazas construidas intrincadas redes de riego, la mayoría de los cuales se utilizan incluso hoy en día la gente de la región. Visitar el Valle Sagrado de los Incas permite conocer un modo de vida único, donde la armonía entre el hombre y su entorno es un ejemplo para el hombre. Un lugar provisto del encanto de un paisaje impresionante como pocos pero vinculado a una historia antigua.